viernes, 10 de marzo de 2017

JAVIERADA 2017


El pasado sábado 4 de marzo tuvo lugar la primera Javierada de 2017 bajo el lema
 Caminando Juntos / Elkarrekin oinez

Castillo de Javier. FOTO: R.ATONDO

 A las 6 de la mañana desde Noain, bien equipada con ropa deportiva y chaleco reflectante me disponía a comenzar mi caminata hacia Javier con mi tío (suerte que las Javieradas ahora ya no están separadas por sexos como antiguamente). 
 Inocente de mí creía que eso iba a ser un paseo por mi hermosa Navarra... y así fue al principio, hasta que mi cabeza dijo que no, que no podía más, que no daba un paso más. Y sí, he dicho bien, mi cabeza, porque nuestro cuerpo está entrenado para aguantar mucho muchísimo más de lo que creemos, pero a veces la cabeza nos hace flaquear, nos engaña. Por eso, recomiendo entrenar bien la mente, nuestra capacidad de aguante y superación más que el cuerpo, que también. 

Monreal. FOTO: R. ATONDO

 Así que como una es bastante cabezona y burra -todo hay que decirlo- con la ayuda de otra cabeza que le daba ánimos engañándola consiguió llegar a Javier en once horas, la alegría que sentí al ver el castillo delante, no os la podéis imaginar. 

 ¡Lo había conseguido!¡No me había rendido!


 En resumidas cuentas que aunque veamos lejana la meta o no la veamos, como era mi caso, si mentalmente quieres llegar, lo harás. Eso sí, si ves que no puedes, no fuerces tu cuerpo al máximo que luego se paga bastante caro. 

San Francisco Javier. FOTO: R. ATONDO

 Mañana sábado 11 y el domingo 12 van a tener lugar las segundas Javieradas, a las que ya digo que no voy. Porque como navarra sentía que era algo que tenía que hacer al menos una vez en la vida, pero de momento bastante tiene que pasar para que quiera volver a repetir la experiencia. 
 50 kilómetros en 11 horas, casi medio día andando sin parar. Y aunque esto a cualquiera le parezca una tontería, para mí fue todo un mundo, pero la recompensa bien mereció la pena. 



 Una peregrinación que se hace en honor al santo San Francisco de Javier, copatrón de Navarra junto a San Fermín y que tiene varios orígenes. Algunos dicen que fue por la novena de gracia a San Francisco en Nápoles en 1634, otros que su origen está en el primer recorrido que hizo la Diputación Foral de Navarra el 4 de marzo de 1886 para agradecer al santo que ese año Navarra no se vio afectada por la epidemia de la cólera. 
 Aunque el término Javierada fue acuñado en 1941 por el obispo Olaechea. 


PD. Las fotos las hice mientras caminaba y sin pararme. Están sin retocar para mostrar la realidad tal y como la vi. 


Recomendaciones: 
  •  Entrenar la mente y el cuerpo. 
  • Llevar poco peso (hay sitios donde te dan de comer, como la Venta de Judas).
  • Llevar agua y comida para reponer energías.
  • Llevar un chaleco reflectante y ropa vistosa.
  • Ropa cómoda y que no te apriete.
  • Linterna.
  • Consejo extra: ponte esparadrapo en los pies, así no te saldrán ampollas.